El viento del desierto en Dire Dawa

8 octubre 2009

Pasan los días y sigue llegando a mi boca, arrastrándome en la misma caída sin fin que me llevó a las puertas del paraíso. No hay rincón de mi piel que no recorra ni pensamiento que quede en pie después de su paso. El viento del desierto me llama y no soy más que un grano de arena rodando entre sus labios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: